Refugiarse en el pasado para olvidar el presente: Misión Olvido

17:57


Está comprobado. El inicio del otoño con su vuelta a la rutina, sus días nublados y olas de frío polar (sí, todavía no han dicho nada, pero lo oiremos pronto, seguro) me convierten en una lectora empedernida además in crescendo. En menos de una semana me he zampado un libro de 411 páginas. Sí, no es una de los más grandes de los que he leído últimamente, pero creo que el ritmo es bastante interesante.
En esta ocasió no he querido esperar para leer el último libro de María Dueñas, la autora de El tiempo entre costuras, uno de los libros más adictivos que he leído en los últimos años (muy recomendable si no lo habeis leído todavía). La nueva novela se llama Misión Olvido y está a la venta desde finales de agosto. Por eso decía lo del poco tiempo que he tardado en leerla, yo que normalmente consigo los libros como mínimo un año después de su publicación.

Portada de Misión olvido (María Dueñas)
Portada (Fuente: http://locuradelectura.blogspot.com)


Misión Olvido nos cuenta la historia de la profesora universitaria española del área de filología, Blanca Perea, decide buscar un trabajo de investigación para poder olvidar los últimos sucesos a los que se ha tenido que enfrentar en su vida personal. De todas sus opciones, elige el trabajo más lejano y en pocos días se encuentra en la pequeña universidad de Santa Cecilia (California, EE.UU.) donde decide dedicarse en cuerpo y alma a su misión académica: organización y clasificación del legado documental de un antiguo profesor, el también español Andrés Fontana. A pesar de que no le encuentra sentido a esta tarea tan monótona, poco a poco intenta conocer más de la vida de Fontana y participa más de la actividad universitaria ganando amistades como Daniel Carter, Rebeca Cullen o Luis Zárate. Entre los testimonios póstumos de Andrés Fontana y los que va consiguiendo de sus compañeros, se ve inmersa en un arsenal de preguntas sin respuesta a las que le tendrá que ir encontrando sentido, tanto las del legado de Andrés Fontana como las de su propia vida.
En primer lugar, me llamó mucho la atención la tarea elegida por Blanca Perea para desconectar de su vida. A pesar de que su interés por el tema es nulo, decide dedicarse a organizar un fondo documental de una persona. Lo que en otras palabras en es un fondo personal, tarea propia de un archivero, no de una profesora universitaria sin ninguna experiencia ni conocimientos técnicos en el tema, sin más aspiraciones que la de meterse en un zulo para olvidar su presente. No me ha parecido bien, pero tengo la intuición de que es algo que ocurre a diario en el mundo académico, que pese más el nombre que los conocimientos en el tema.
Máquina de microfichas
Máquina de microfichas, ¿os suena?
Por lo demás, la historia está muy bien narrada, mezclando pasajes de la actualidad con los ocurridos en los años 50 en la España que abandonó el profesor Fontana. At last but not least (expresión que conocí hace dos años y que he hoy unas cuantas veces en los últimos días, incluido en los agradecimientos del libro), me hizo mucha, mucha ilusión, cómo se explica en el libro el uso de una catálogo de biblioteca y sobre todo, UNA MÁQUINA DE MICROFICHAS!! Sé que muchos pensareis que de qué estoy hablando pero confío en que haya alguien que conozca el aparato y comprenda lo difícil que es de entender su funcionamiento.
Siento decir que la obra no llega al nivel que tiene El tiempo entre costuras, pero que es una novela más recomendable y entretenida. Supongo que puede influir la capacidad que tengas para sentirte identificado con los personajes, y en este libro poseen unas vidas de tal magnitud y madurez a la que no llega todavía la mía.
En cualquier caso, es importante decir que es una fuente inagotable de citas. Algunos ejemplos son los siguientes:
A veces la vida se nos cae a los pies con el peso y el frío de una bola de plomo.
Es sano desatacar las cañerías de la memoria y terminar de hacer las paces con todo lo que quedó atrás
Ante las jugadas que el destino nos pone insospechadamente por delante, a veces no se puede aplicar la razón.
 A veces nos ciega la arrogancia y no somos conscientes de lo elementales que son las cosas. Hasta que alguien nos pone delante de los ojos la simplicidad desnuda de la realidad.
Espero que os haya animado a leerlo y si lo habeis hecho ya, ¿qué os ha parecido?

You Might Also Like

2 comentarios

  1. Lo estoy leyendo y esta bien,pero en algunos momentos es un poco lento.El tiempo entre costura era mucho mejor,aunque mision olvido tambien se deja leer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi el libro como tal me gustó bastante, pero creo que llega al nivel de El tiempo entre costuras. ¿Lo has acabado ya? ¿Qué te ha parecido el final?

      Eliminar

Da tu opinión sobre esta entrada, el libro/s en cuestión y sobre el vuelo de una mariposa. Lo que quieras. Todo será bienvenido